Los pensamientos de las personas son las principales causas de vibraciones negativas en los seres humanos, algo que empezamos a comprender hoy día, aun así, nos cuesta encontrar la manera de salir de ellos por si solos y cuanto más pensamos en ellos, más nos hundimos, en situaciones desagradables y des armónicas que bloquean limitando todo nuestro alrededor, siendo fácil de comprender, que son fuente de pesimismo e inestabilidad, donde con el tiempo se convierten en un círculo vicioso.


Las energías densas pueden ser absorbidas por las personas, lugares, negocios, vehículos o espacios con facilidad, ya que ellas emergen de la misma Tierra. Hoy día en el mundo donde vivimos, todo a nuestro alrededor es energía en movimiento y transformación por tanto esa acción-reacción por un lado emite una vibración y por el otro recibe las influencias de otras energías. Toda energía visible o invisible, produce una vibración que influencia con su propia energía a todo su alrededor y de igual manera es influenciada por esta vibración de energías en movimiento alrededor de él.

En la mayoría de los casos estas malas energías en las personas pueden producir constante cansancio, estrés, mal humor, y un sentimiento de desgaste por acumulacion de energías de baja vibración, provocando que pasemos situaciones en las que nos sentimos inseguros, bloqueados y en definitiva frenados en todos nuestros proyectos o caminos, en la salud, en las relaciones…etc, da igual donde miremos, todo en nuestra vida, tiene excesivos contratiempos, pareciendo como si una nube negra nos cubriera. Llegando poco a poco a la sensación de impotencia, e incluso de desesperación, ya que vemos que por más que intentamos, no conseguimos salir de esta dinámica negativa en nuestra existencia. Cuando estas circunstancias se van prolongando en el tiempo, también van apareciendo nuestros propios miedos, dificultades emocionales, sentimientos extremos, ansiedad, irritabilidad, una variedad de pensamientos y patrones de comportamiento que aumentan todavía más la negatividad, creando un círculo vicioso que se retroalimenta resultando imposible para las personas encontrar la manera de salir por si solos de ellas.

Para evitar y solucionar este tipo de problemáticas exhaustivas, las limpiezas energéticas nos van a facilitar eliminar cualquier tipo de energías negativas o perjudiciales que existan dentro de los sujetos, logrando así por medio de ellas que las personas vuelvan a tener un estado balanceado en sus chacras, además de recobrar su brillo en su aura y de liberar toda carga energética en su campo astral.

Es difícil a veces saber qué motivó toda esta cadena de acontecimientos negativos alrededor nuestro, o más bien el cómo empezó el proceso, aun así siempre hay un punto de inflexión donde todo hizo que comenzara y este punto suele coincidir con crisis personales, cambios en la vida, cambios económicos, de trabajo, de vivienda, de relación afectiva, o por enfermedades… E incluso otras veces esta nube negra que nos cubre ha sido enviada por otras personas de manera inconsciente o deliberada, por rencores, venganzas, envidias o cualquier motivo que sus egos le hayan hecho creer. Hay personas que tienen la capacidad de contaminarnos energéticamente (personas tóxicas), hasta de absorber nuestra energía y también por supuesto las hay que realizan prácticas esotéricas o las encargan a otros, para frenar nuestros caminos e intenciones.

Por todo ello aquí te ofrecezco estas distintas limpiezas energéticas desde donde cualquiera pueda sentir el cambio que busca en su vida.