SOBRE PAPACHAITA

José Carlos es el nombre por el que me reconocen y Papachaita sería el nombre por el que me reconozco desde mi nueva conciencia como iniciado a sacerdote Pampa-mesayok por la Nación del pueblo Q'ero, últimos descendientes de la civilización Inca, después de celebrar los Karpays y ceremonias dirigidas por el linaje de la familia Pauccar de Pampa-mesayoks y bautizado en la laguna de la montaña del Apu de Ausangate, transciendo al linaje de la familia Apaza de Alto-mesayoks volviendo a celebrar un nuevo karpay de iniciación ante el Apu de Dios, por la única sacerdote de esta tradición ancestral, María Apazas en su linaje de la mano de sus hijos Manuel Jerillo próximo Alto-mesayok y Benedicto alto representante de su comunidad Kiko grande, confirmando mi camino espiritual como Paco u sacerdote Pampa-mesayok y sus enseñanzas.

Al iniciarnos en dicha sabiduría nos convertimos en Guardianes de la Tierra hermanándonos con todos los que nos precedieron en el camino de los seres sensibles de intención sincera y corazón abierto. Mediante la incorporación de los Códigos Andinos en nuestro cuerpo de luz en forma de semillas que al germinar nos permiten una convivencia amorosa y de respeto con todos los seres visibles o invisibles, sin violencia, con sinceridad y humildad. Desde esta ventana a internet conecto con todo ser humano que busque encontrar un cambio real y verdadero en su existencia de vida donde la luz del amor incondicional vibre y resuene con su corazón haciéndolo fluir de luz y armonía.

¿Que cómo se hace esto? Sencillo. Si das un vistazo por el sitio web encontrarás distintas formas y maneras donde tú mismo/a podrás elegir cómo ser el creador de tu realidad en tu vida, a través de las distintas modalidades que te ofrezco como cursos en línea, retiros, talleres, viajes presenciales, sanaciones y limpiezas a distancia, donde puedas tomar consciencia de tus desde dóndes siempre guiado y acompañado de la sabiduría que te ofrece mi experiencia y como herramienta la vela. Doy las gracias a todos los seres que han compartido mis caminos hayan sido conscientes o no, de la importancia que con sus realidades y experiencias han dado lugar a ejecutar una constante acción de evolución en mis propósitos que me han permitido acceder cada vez a niveles más profundos de esta conciencia multidimensional que la fuente nos permite con la existencia reconociéndome hoy día por ser quien soy.